Páginas vistas en total

martes, 9 de abril de 2013

Las cosas aleatorias de la vida



Se abre el telón. 

Abres los ojos y esa realidad que crees que estás viendo se convierte en ficción. Son infinitud de caminos sin dirección. Hay algo. Ya lo conoces pero des-familiariza. Es como una segunda lengua, pero sin ella no existiría la primera. Y la relación sería bidireccional, como aquellos signos Saussureanos que se corresponden, en el que A es para B y B es para A. Pero nunca sabes lo que quieres. Y cuando lo sabes, ya no lo quieres. Cuando lo quieres, no lo sabes. Y cuando lo sabes y lo quieres, ya no es nada. Si no te mueves, mueres. Piensas. Vives. Luchas. Haces. Sientes. Pero ya no ves nada. Cierras los ojos y se acaba todo. 

Se cierra el telón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario